¿CÓMO ELEGIR LAS MACETAS MÁS ADECUADAS PARA MI ESPACIO?

En el mercado actual existen varias soluciones para poder cuidar y lucir tus plantas según las características propias de cada especie.

Al momento de escoger los maceteros es importante que te fijes en la materialidad de estos, así como en su peso y forma. Respecto a la planta, tienes que tomar en cuenta su tipo de raíz y cómo es su crecimiento. Considerando lo anterior, categorizamos los maceteros por tipos de uso y espacios en donde se utilizan:

Espacios reducidos 

Para espacios reducidos proponemos utilizar maceteros colgantes que puedan colgarse del techo o de las barandas y que sean livianos. Por ejemplo, pueden ser de plástico, de metal, hechos a partir de coco, etc. Asimismo, pueden suspenderse maceteros un poco más pesados por medio de colgantes de macramé, los que también aportan como elemento decorativo.

cuerno_de_alce_en_macetero_de_cocoOtra opción es armar espacios verdes utilizando treillages de madera, los que dan la posibilidad de colgar las plantas de la pared, dejando espacio en la terraza para los muebles.

Para levantar plantas del suelo, provocando un efecto visual de amplitud y de verde a la altura de la vista, proponemos usar portamaceteros de estructura liviana.

En espacios interiores recomendamos a ojos cerrados los maceteros autorregantes, pues, al no tener drenaje, el piso no se mancha con el exceso de agua.

maceteros_colgantes_y_autoregantes_y_treillageOtra opción es usar maceteros de madera tipo jardineras a medida para generar muros verdes. Al ser de madera aportan calidez a los espacios reducidos.

Espacios exteriores techados grandes, entradas de casa o al aire libre

En espacios más grandes es posible usar plantas y árboles de mayor envergadura, los que requieren de maceteros de mayor tamaño.

Una alternativa buena y duradera son los maceteros de hormigón. Los maceteros de concreto llevan drenaje en su base, lo que les permite eliminar el exceso de agua. También pueden hacerse a medida, lo que permite jugar con sus tamaños y formas. Una desventaja de este tipo de maceteros tiene que ver con su traslado y movilidad, porque una vez instalados, es muuuy difícil moverlos (son pesadísimos). Una ventaja es su precio y su look moderno y minimalista. También se usan para crear muros verdes o dividir espacios.

jardinera_de_cemento_grande_plantas_para_webUna opción similar a la anterior, pero con un look más cálido, son los maceteros de greda. Al igual que los de hormigón, tienen una vida útil larga en promedio, aunque se van descascarando con el tiempo debido a la humedad y los cambios de temperatura. Una desventaja con respecto a este material es que existen menos opciones de formas y de tamaños, por su dificultad en el proceso de producción (deben ser horneados y los hornos no son tan grandes).

Los maceteros autorregantes funcionan muy bien en espacios exteriores techados, pudiendo hacerse en diversas formas, tamaños y colores, lo que aporta flexibilidad y diversidad en términos estéticos a los espacios que se están decorando. Su sistema permite olvidarse del riego por varios días, lo que es bastante cómodo, especialmente para las personas que están empezando a interiorizarse en el mundo de las plantas.

Los maceteros autorregantes también pueden usarse al aire libre, pero deben de tener un agujero adicional para evitar que la raíz de la planta se pudra en el caso de que reciban exceso de agua por lluvia u otro motivo. Otra opción, si se usarán a la intemperie, es pedir los maceteros de fibra de vidrio sin el sistema de autorriego y con drenaje.

maceteros_autoregantes_al_aire_libreUna ventaja de este tipo de maceteros es su peso. Son livianos y algunos traen ruedas, lo que permite moverlos y ponerlos en azoteas o estructuras que no resisten mucho peso.

Los maceteros de madera impermeabilizados y tratados para el exterior también son buena opción, tales como las clásicas barricas de vino partidas por la mitad o los maceteros de madera de pallets reciclados, los que se pueden hacer a medida.

Encuentra todos nuestros maceteros acá.

Ver artículo anterior Ver artículo siguiente