• NUESTRA COLUMNA EN DENOVIOS: DISFRUTA EL VERANO EN TU TERRAZA

    La terraza es el mejor lugar para pasar las tardes y noches estivales. Acá, algunos consejos para ponerla a punto y sacarle el máximo partido.

    Limpieza profunda. Si no usaste mucho la terraza durante el invierno, es probable que esté empolvada, con hojas secas e incluso excremento de pájaros, por lo que una buena aspirada y la aplicación de productos de limpieza específicos (limpiavidrios, limpiapisos y antihongos en caso de ser necesario) es indispensable.

    Frena la humedad. Lo más importante es buscar el foco de la humedad para atajar el problema desde el origen, aunque no siempre es posible. La mejor solución: utilizar pinturas acrílicas específicas. Tienen acabados elásticos y una alta permeabilidad, lo que permite que la humedad atrapada en el interior de los muros salga al exterior pero evitando el desconchado de la superficie. 

    Una manito de gato para tus muebles. Lo primero es desempolvarlos con la aspiradora y limpiarlos bien. Luego, dependiendo de su material, puedes aplicarles productos específicos, como silicona o aceites especiales y lustramuebles si son de madera, jabón neutro con agua si son de un material sintético como el ratán o agua con sal si son de mimbre. En el caso de los muebles de este último material, puedes aprovechar de aplicarles un impermeabilizante y protector solar para que duren más (los venden en las ferreterías y grandes tiendas).

    Reorganiza. Es probable que durante el invierno hayas "guardado" en la terraza algunas cosas en desuso.. Es el momento de llevarlas a la bodega o eliminarlas definitivamente.

    Pon a punto tus plantas. Si se te pasó la primavera y no sembraste tu huerto urbano, aún estás a tiempo. Escoge el lugar –una jardinera o una huerta vertical son algunas opciones-, y manos a la obra. Si prefieres las plantas ornamentales y las flores, puedes irte a la segura con las especies de temporada o buscar las plantas de exterior que mejor se ajusten a la orientación de tu terraza.

    Ilumina. Es lo que le dará ese ambiente cálido a las noches de verano. Las alternativas de iluminación exterior son muy variadas, desde apliqués, soluciones con energía solar, velas y guirnaldas LED, entre muchas más. Incluso hay maceteros y pufs iluminados (disponibles en www.terrazachic.cl), por lo que ya no hay excusas para no darle un toque de luz a tu espacio exterior.

    Decora con amor. No es necesario redecorar toda tu terraza. Con pequeños toques, como por ejemplo un par de cojines decorativos, lindos maceteros, uno que otro adorno colgante, una alfombra o una piel de oveja, puedes darle un nuevo aire a este lugar. Lo importante es que lo que elijas te represente y sintonice con el resto de los elementos. Luego, en la medida de lo posible, puedes ir renovando las fundas de los cojines si están muy desgastadas o pensar en cambios mayores, como por ejemplo reemplazar los muebles.

    Publicado el 16/02/2018 por Marian Zink