• CONOCE A: FERNANDA IGLESIAS Y SUSANNE BIEHLER, DE ECOPALET

    Fanáticas de la naturaleza y del deporte, se conocieron hace varios años, cuando ambas practicaban mountainbike y competían en cerros de distintos lugares de Chile. Se hicieron amigas y, cuando se les presentó la oportunidad, no dudaron en asociarse para darle forma a Ecopalet. 

    La idea surgió de Fernanda, quien, al cambiarse de un departamento a una casa con una gran terraza, no encontró los muebles que buscaba en el mercado. "Miré de todo y me encantó la idea del palet, pero no encontré ningún modelo que me llenara. Así que con mi marido empezamos a averiguar y, con tutoriales, nosotros mismos nos hicimos nuestros muebles de palet. Quedaron tan bonitos que ahí se me ocurrió la idea de dedicarme a esto. En ese tiempo yo trabajaba en una corredora de bolsa, pero a los 6 meses estaba renunciando y poco después invité a Susanne a trabajar conmigo", cuenta Fernanda.

    A Susanne, alemana que lleva 13 años en Chile, la idea la fascinó. Así fue como, hace 1 año, se asociaron y formalizaron la empresa Ecopalet, dedicada a la fabricación de todo tipo de muebles y accesorios de palet. Hoy cuentan con un equipo de personas que las ayudan en su taller ubicado en Calera de Tango y poco a poco se han dado a conocer, principalmente a través de las redes sociales y participando en ferias y bazares.

    "Estamos felices porque lo pasamos demasiado bien y nuestros clientes siempre quedan contentos y nos recomiendan, ha sido muy gratificante hasta ahora", comentan.

    Lo que a ambas les gusta de trabajar con palet es darle una nueva vida a un material que de otra forma es muy probable que termine siendo un desecho. "El concepto principal de nuestra empresa es el upcycling, el darle una segunda y larga vida a los palet. Además, nosotros no trabajamos con cualquier material, sino que solo con palet de la mejor calidad, de madera gruesa. Con el tratamiento que le hacemos y las terminaciones de nuestros muebles, nos aseguramos de que estos sean de verdad duraderos, además de tener ese look rústico tan atractivo", afirman.

    También le hacen justicia a su nombre respetando al medio ambiente en todos sus procesos: "Aprovechamos cada tabla cortada que nos sobra y somos muy cuidadosas con la disposición de los líquidos peligrosos que debemos usar, a la vez que tratamos de reducir al máximo nuestros desechos".

    Hasta ahora han hecho desde sillas, mesas y otros productos para exterior, como enchapados de muros, hasta mobiliario de oficinas e incluso de cocinas. Aunque tienen productos estandarizados, todo se puede personalizar, desde el tamaño de los muebles hasta su color o barnizado. "La mayoría de las cosas que hacemos son a pedido, resultando siempre piezas únicas y muy originales", agregan.

    Encuentra los muebles de terraza de Ecopalet aquí.

    Publicado el 09/09/2016 por Marian Zink