• TIP: ¿CÓMO ELEGIR LAS MACETAS?

    Por Valentina Undurraga

    La semana pasada hablamos sobre el cultivo de plantas en macetas. Hoy quiero profundizar en un detalle no menor: la elección del macetero correcto.

    Como les contaba, lo primero es hacer un análisis de nuestra terraza: si es fría, húmeda, de sombra moderada, o más bien calurosa y árida. De acuerdo a estos puntos debemos elegir el material de las macetas. Revisemos algunos de los más comunes:

    - Greda: Es porosa y se seca con gran facilidad. El que sea porosa implica que, si un macetero de greda se coloca en una terraza muy helada, absorberá la humedad ambiente, con lo que la planta y sus raíces correrán el riesgo de congelarse. Para evitar esto hay que forrar la maceta con plástico, dejando libre el área del drenaje. En cambio, este es un material ideal para las terrazas calurosas, porque permite que la tierra respire y se enfríe.

    - Cerámica esmaltada: Los maceteros de este material son muy lindos, pero también caros. El esmalte evita que la humedad penetre hacia la planta, por lo que son a prueba de heladas.

    - Madera: Es un material noble y resistente a las heladas. Sólo debemos prevenir que se pudra, ya sea pintando el interior de la maceta con algún barniz inofensivo para las plantas o forrándola con plástico por dentro.

    - Plástico: De poco peso y de precio conveniente, este material puede ser la solución que andamos buscando. Además, hay muchos recipientes de plástico que podemos transformar en maceteros, como bateas y palanganas. Lo importante es realizarles agujeros para el drenaje en la base. En las terrazas muy calurosas debemos preocuparnos de colocarlos en lugares donde les llegue un poco de sombra, para ayudar a bajar la temperatura de la tierra y las raíces. Por su peso, es un material ideal para colgar de la baranda. En TerrazaChic pueden encontrar una gran variedad de estas macetas.

    - Metal: Los maceteros de este material son bellos y dan un look urbano, pero ojo que se calientan y enfrían mucho, entonces no sirven para los lugares con temperaturas demasiado extremas. Pero esto es algo que podemos solucionar forrando el interior del macetero con plástico de burbujas o poniendo dentro del macetero de metal uno de plástico (siempre con drenaje), plantando en este último la especie.

    - Piedra o cemento: Su estilo minimalista es fascinante, pero debemos tener cuidado con su peso, porque las macetas de este tipo pueden resultar muy difíciles de mover, lo que puede ser un problema para las terrazas más pequeñas.

    Publicado el 02/06/2016 por Marian Zink