• CONOCE A: NATALIA VALENZUELA, DE SILLAS ACAPULCO NOW!

    Buscando mobiliario para su nuevo hogar, quedó fascinada con las sillas Acapulco, un diseño anónimo que surgió en los años 50 en el balneario mexicano de ese mismo nombre. Sin embargo, lo que encontró en Chile se escapaba de su presupuesto. Entonces se preguntó: "¿Por qué no hacerlo yo?"

    Así fue como Natalia, de 26 años y naturópata de profesión, fue donde un artesano que conocía desde hace tiempo y le propuso su idea. "Le pregunté si me podía hacer la estructura, me la hizo y yo la encordé. Me costó un montón encontrar la cuerda de PVC para hacerlo, pero lo logré. Nos inspiramos en el modelo Acapulco, pero lo hicimos a nuestra manera y a nuestra medida. La primera no nos quedó tan bien, pero ya para las siguientes pruebas nos fuimos perfeccionando".

    Quedó contenta con el resultado, tanto así, que pensó que a otras personas también les podría gustar. Entonces se hizo una cuenta en Instagram y empezó a publicar fotos de las sillas hechas por ellos y otras de inspiración en torno a este clásico diseño. De a poco empezó a recibir consultas y algunos pedidos.

    Eso fue hace aproximadamente un año, cuando recién había trasladado a vivir a Viña del Mar junto a su marido. "Mi idea era poner un negocio más de mi área, pero como me empezó a ir bien con lo de las sillas, seguí con eso. Además, la decoración y las manualidades siempre me han gustado".

    Actualmente ofrece el modelo clásico, también conocido como huevo o pera; la variante de este, en formato mecedora (ideal para el cuidado de los recién nacidos, según su propia experiencia); una redonda; una de forma hexagonal; entre otros. También fabrica modelos personalizados.

    "Ninguna es igual a otra. Todas son hechas a mano de forma artesanal. Es un producto 100% chileno y por ahora trabajamos solo a pedido, entonces nos preocupamos mucho de que nuestros clientes queden satisfechos con el resultado y también les damos la opción de intervenir en el proceso y de solicitar modificaciones al final. También me han pedido diseños exclusivos, inspirados en alguna foto que vieron por ahí y que nosotros replicamos, claro que siempre dándole nuestro toque".

    Hasta ahora han tenido un muy buen feedback, por lo que los planes son empezar a producir de forma un poco más sistemática, para contar con algo de stock permanente y poder vender en mayores cantidades.  

    ¿Se están preguntando si estas sillas sirven para la terraza? ¡Claro que sí! Natalia explica que "funcionan muy bien para el exterior, porque están fabricadas de material anticorrosivo y la cuerda de PVC es 100% repelente al agua, por eso son excelentes para el verano, porque te sientas en la silla después de bañarte y se seca de inmediato".

    ¿Consejos de decoración? "Cada silla Acapulco Now! es una pieza de arte, es un elemento muy decorativo que cambia absolutamente cualquier espacio en el que se ponga, ya sea una terraza, una pieza, o el lugar que sea. En lo personal me gusta mucho el estilo nórdico, por ejemplo decorar las sillas con una piel, o con unos cojines de esa onda... Pero la verdad es que la silla, en sí misma, es un tremendo aporte en términos estéticos. Además, los colores (que el cliente puede elegir y combinar, entre una gran variedad), son muy llamativos", concluye Natalia.

    Encuentra el modelo clásico de Sillas Acapulco Now! acá.

    Publicado el 17/06/2016 por Marian Zink