• EN EL AIRE TODO FLUYE MEJOR

    Le damos la bienvenida a Hamay, un nuevo emprendimiento que se suma a nuestra plataforma. A través de sus hamacas, ellos promueven una cultura colgante que potencia la decoración de los espacios, a la vez que la calidad de vida de quienes los habitan.

    Tomás Cuéllar y Daniela Ramírez, los fundadores de este emprendimiento, nos cuentan que se enamoraron de las hamacas, porque estas son un elemento decorativo y práctico a la vez. "Se adaptan muy bien a los distintos espacios de interior y exterior, por lo que podemos jugar e incluirlas en el living, el dormitorio, la terraza o el jardín. ¡Y qué decir de dormir en ellas! Son una excelente alternativa de descanso, ideal para reponer energías, potenciar la creatividad e incluso combatir el insomnio".

    En TerrazaChic las hemos usado en algunas de nuestras entregas e instalaciones y hemos comprobado en terreno cómo estas hamacas ayudan a crear rincones funcionales, novedosos, acogedores y lúdicos. Se pueden colgar y descolgar en segundos para modificar los espacios y las argollas y sujeciones se ven bien en donde sea que se coloquen (vienen incluidas en el kit de instalación que viene con cada hamaca).

    "Se trata de acoger una nueva forma de ver y entender las instancias de desconexión y conexión, de descanso y encuentro, dando flexibilidad a los espacios tradicionales y generando ambientes lúdicos que benefician nuestra calidad de vida. Se trata de entender que en el aire todo fluye mejor", dicen Daniela y Tomás.

    Algunos beneficios de mecerse en una hamaca:

    - Gracias a la postura que se adopta, el uso de la hamaca favorece la circulación sanguínea y mejora la respiración.

    - Su balanceo, que algunos asocian al vaivén del útero materno, permite inducir más fácilmente un estado de relajación, potenciando a su vez la reducción del estrés físico y emocional, la mejora del estado de ánimo y la creatividad.

    - Permite conciliar el sueño de forma más rápida y profunda, por lo que es recomendado para personas que sufren de insomnio

    - Un estudio de la Universidad de Ginebra comprobó que el balanceo en una hamaca potencia el proceso de fortalecimiento de la memoria, consolidando la fijación de recuerdos y aprendizajes.

    ¿De dónde vienen las hamacas?

    Las hamacas forman parte de la rica herencia cultural de los pueblos originarios de América y algunos historiadores remontan su origen a más de 900 años atrás, atribuyendo su creación a los mayas.

    Según antiguos textos encontrados, Cristóbal Colón, al llegar a América, habría identificado la curiosa forma con que los nativos se suspendían sobre el suelo, amarrando una red entre los árboles. Sería aquí cuando el invento americano habría cruzado al continente europeo para ser utilizado principalmente por los marineros de la época. La razón: alejarse de los roedores, la suciedad y aprovechar la oscilación del mar a su favor. A partir de aquí la hamaca sería ampliamente utilizada, principalmente en embarcaciones inglesas y francesas.

    En la actualidad, buena parte de Latinoamérica sigue considerándola un elemento base en su día a día, además de ser asociada universalmente como un símbolo de relajo y disfrute.

    Rescatando la tradición

    Cada una de las piezas de Hamay es elaborada 100% a mano por artesanos de pueblos latinoamericanos que han traspasado sus conocimientos de generación en generación, en una cadena de comercio sustentable. Son tejidos gruesos y trabajados principalmente en algodón y fibras flexibles, lo que les aporta suavidad, resistencia y comodidad al momento de su uso.

    Dependiendo del diseño, que la mayoría de las veces incluye minuciosos acabados en los que se usan técnicas como crochet y macramé, estas creaciones pueden tardar hasta 5 semanas en terminarse.

    Encuentra los productos de Hamay acá.

    Publicado el 22/10/2019 por Marian Zink