• CONOCE A NICOLÁS HERRERA, DE DECOTALLER

    Filósofo de profesión, hace 3 años lanzó junto a su mamá este emprendimiento de muebles y objetos de decoración de madera y otros materiales reciclados. 

    A sus 30 años, la vida de Nicolás Herrera es bastante agitada. No sólo trabaja junto a su mamá, Francisca Larraín, y su papá, Agustín Herrera, en su emprendimiento Decotaller, sino que también se desempeña en un colegio como jefe de pastoral y cursa un magíster en educación.

    ¿Cómo logra compatibilizar todo? Con mucha organización, nos responde. También, amando lo que hace, porque ambos rubros -la educación y la decoración- lo apasionan.

    ¿Pero cómo es que llegó a combinar estos mundos tan diferentes? "Siempre me han gustado los negocios. Por otra parte, mi mamá es artista y con mi papá nos inculcaron mucho lo de reutilizar y reciclar, de hecho, los muebles de nuestra casa los hicieron ellos, casi todos con madera rescatada de otros muebles o demoliciones. Aunque me encanta lo que estudié y lo que hago, hace un tiempo me dieron ganas de probar con algo diferente. Y se me ocurrió que podíamos empezar a ofrecer sus creaciones", nos cuenta.

    Le costó convencer a su mamá, pero lo logró. Partieron con sus espejos de madera y rápidamente se ampliaron a arrimos, respaldos de cama, percheros y una serie de otros muebles. Luego decidieron expandir su oferta e incluir muebles traídos de Indonesia, pero siempre con este sello verde. "Casi todo lo que traemos es fabricado a partir de maderas recicladas, por ejemplo de botes. Jamás de árboles talados. Esto nos diferencia de nuestra competencia, porque son pocos los que se preocupan del origen de las cosas que traen".

    De hecho, cuentan con un socio que vive en Indonesia, quien se preocupa de la selección de sus proveedores. En estos 3 años han traído 2 containers y van por el tercero. En el corto plazo les gustaría comenzar a importar de otros países, como India y Turquía, pero siempre con esta preocupación por la sostenibilidad. Esto lo complementan con los muebles que fabrican en Chile, los que son 100% personalizables. "Damos un muy buen servicio a nuestros clientes y los instamos a confiar en sus gustos y a innovar. Si a ti te gusta algo, te vas a sentir bien en ese espacio. De eso se trata la decoración".

    Asisten por lo menos a una feria al mes, además de vender mucho por Instagram, por lo que su día a día es muy movido. Pero, mientras se pueda, pretende seguir compatibilizando este emprendimiento con su trabajo en el colegio, algo que también le gusta mucho.

    Descubre los muebles y accesorios para terrazas de Decotaller aquí.

    Publicado el 08/10/2018 por Marian Zink