• NUESTRA COLUMNA EN DENOVIOS: DECOCULTIVA TU HOGAR

    En la última edición de la Revista DeNovios hablamos de las variadas alternativas que existen para cultivar hierbas y verduras en las casas, algo cada vez más extendido.

    Las hierbas y plantas comestibles son una excelente alternativa para los recién casados que están armando su casa. Además de decorativas, otorgan la posibilidad de comer algo cultivado por ellos mismos, lo que es increíblemente satisfactorio.

    En www.terrazachic.cl estamos constantemente en busca de nuevos emprendedores y tendencias, y recientemente nos reunimos con uno de los socios de Wud Decocultivos, concepto que nos encantó. Esto porque las plantas, flores comestibles, hortalizas, hierbas y huertos urbanos en general permiten cultivar y decorar a la vez.

    En el último tiempo hemos visto que la demanda por este tipo de productos es altísima y las alternativas, muy variadas. En nuestra página ofrecemos distintas opciones, partiendo por las elegantes huertas verticales de Grow B Huertos Urbanos, cuyos maceteros de tela geotextil están especialmente diseñados para favorecer el equilibrio entre humedad y oxígeno que las raíces requieren. Estas huertas vienen en tres tamaños, con tres, seis o 12 especies a elección.

    En nuestra tienda tenemos además las huertas de madera colgantes de HUV Huertos Urbanos Verticales y las jardineras confeccionadas con pallets reciclados de Ecopalet, otro emprendimiento que ofrece muchas soluciones para quienes quieren decocultivar en casa.

    Por supuesto, las alternativas DIY son muchísimas, existiendo muchos materiales que podemos reciclar para armar una huerta en el hogar. La invitación es a inspirarse y a comprobar lo rico que queda el pollo si el romero es cultivado en casa, o lo exquisito que es contar con hierbas para preparar agüitas en cualquier momento o tragos para compartir con los amigos los fines de semana.

    Y ojo que esta es una tendencia que se ha apoderado también de los restaurantes, que están potenciando la experiencia de brindar a sus clientes ingredientes cultivados en sus mismos locales, otorgando incluso la posibilidad de que ellos mismos participen del proceso de ‘cosecha’. Exquisito, ¿no?

    Publicado el 17/01/2018 por Marian Zink