• ¿QUÉ SEMBRAR Y CÓMO CUIDAR TUS PLANTAS EN OTOÑO E INVIERNO?

    Nos entrevistaron del diario hoyxhoy para esta nota acerca de los huertos urbanos en época fría (link acá). A continuación te copiamos las preguntas que nos hicieron y nuestras respuestas, para que puedas leer todos nuestros consejos. 

    ¿Qué se recomienda sembrar en un huerto urbano en esta época fría? 

    La variedad que podemos sembrar en esta época es bastante amplia: cebollas, coliflor, brócoli, apio, lechuga escarola, rabanitos, espinaca, acelga, kale, habas, arvejas, puerros, ajo, zanahoria, menta, cilantro, entre otros. En general hay que tener cuidado con qué cosas sembramos juntas, porque ciertos cultivos se llevan mejor entre sí que otros. Por ejemplo, las zanahorias se asocian bien con las cebollas, los ajos, las lechugas y los rabanitos, pero es mejor no ponerlas junto a otras verduras de la misma familia como el perejil o el apio.

    Otra medida general que debemos tomar en cuenta es estar atentos a las heladas, porque ninguna planta las resiste mucho. Debido a eso, es mejor cultivar cerca de muros, porque las especies estarán más protegidas. También podemos proteger nuestros cultivos con un plástico o un vidrio (que frene el frío en la noche pero que deje pasar la luz en el día). Otro consejo es usar almácigos: definitivamente serán tus aliados para asegurar el crecimiento de plantas resistentes. Puedes hacer almácigos en potes de plástico (por ejemplo, de yogur). Así, lo primero es sembrar las semillas en almácigos y, una vez que la planta tenga unos 10 cm, trasplantarla a su lugar definitivo.

    ¿Qué es definitivamente mejor evitar?

    Tomates, zapallos italianos, berenjenas, papas, pepinos, pimiento y albahaca son algunas especies que necesitan más luz y calor para germinar y crecer, por lo que no vale la pena sembrarlas en esta época.

    ¿Qué trato debemos darle a nuestras plantas de interior para que se mantengan saludables y bonitas en esta época?

    Lo primero es observar día a día a nuestras plantas. Son muchos los factores que las pueden afectar en esta época, entonces hay que ir probando distintas soluciones si las notamos decaídas. Por ejemplo, muchas plantas se estresan en esta época porque reciben menos luz. Entonces, podemos probar acercándolas más a la ventana o cambiándolas a un lugar más luminoso. También las podemos lavar para quitarle el polvo y así puedan usar al máximo la luz disponible.

    La temperatura es otro factor a tomar en cuenta. Tenemos que evitar colocarlas cerca de fuentes de calor o corrientes de aire frío. El riego es otro gran tema. Cerca del 95% de las plantas de interior necesitan que la tierra se seque por completo antes de regarlas nuevamente. Para saber si la tierra está seca, debemos hundir un dedo unos 5 cm. Si no se siente húmeda, se debe regar. Se escapan a esta regla unas pocas plantas, como los helechos, que requieren tener tierra húmeda constante. Esta es también una buena época para mejorarles la calidad de la tierra con algún fertilizante natural (compost o humus) o añadiéndoles tierra de hoja.

    ¿Cómo debemos cuidar nuestras plantas de exterior en otoño- invierno?

    Acá también hay varios aspectos a tomar en cuenta. No debemos hidratarlas de más. Dado que las temperaturas están más bajas, las plantas requieren menos agua que en primavera-verano. También podemos removerles la tierra y fertilizarlas, idealmente con compost o humus. Ya que han estado en crecimiento durante los meses anteriores, necesitan “comida”. Mayo y junio son los meses ideales para podar y sacarle todas las ramas y flores secas a nuestras plantas y arbustos. Finalmente, podemos aprovechar de sembrar plantas de floración y resistencia al frío invernal como caléndulas, violetas o coníferas y bulbos de floración primaveral, como los tulipanes, anémonas o narcisos.

    Publicado el 25/05/2017 por valeria steffens