• TUTORIAL: JARDINERAS COLGANTES

    Varios nos han preguntado sobre estas jardineras, por eso preparamos este post con más información sobre cómo usarlas.

    Como ya saben, tenemos dos modelos de jardineras colgantes, horizontales y verticales, ambas de fieltro y de color negro.

    Lo primero que deben hacer entonces es pensar en qué modelo les conviene más de acuerdo al lugar en donde la van a poner. Por ejemplo, la horizontal es ideal para colgarla de la baranda del balcón, lo que se puede hacer con ganchos tipo “s” o lo que estimen más conveniente.

    Las verticales miden un metro de largo, por lo que son perfectas para vestir de verde una pared exterior. Estas tienen varios agujeros para que queden bien firmes. En este caso, recomendamos colgarlas haciendo hoyos con un taladro y poniendo tarugos y tornillos en la pared.   

    Vamos a lo entretenido… ¿Cómo usarlas?

    Una vez que hayamos colgado la jardinera, es momento de elegir las plantas. Pero antes debemos preocuparnos de comprar o conseguir un buen sustrato (ojalá tierra especial para maceteros), porque de eso dependerá en gran parte cómo crezcan las especies que pongamos en las jardineras.

    Cuando tengamos la tierra tenemos que rellenar con esta los bolsillos de la jardinera, hasta la mitad de cada uno.

    Ahora sí podemos pensar en las plantas. Aunque todo depende de la cantidad de luz que vayan a recibir, hay algunas especies que son muy resistentes y que se adaptan bastante bien a todas las condiciones. Una de estas plantas es el poto.

    La gracia de plantas como el poto es que cuelgan, entonces van tapando la jardinera. Otra especie muy resistente que también recomendamos es la “mala madre”, la que crece muy rápido y a medida que florece va teniendo hijos que se pueden ir cortando y trasplantando en la misma jardinera.

    En general todas las plantas colgantes son bien resistentes, así que de todas formas serán una buena opción (otras sugerencias son la hiedra, el incienso y la gaura).

    También podemos elegir otras especies que crezcan hacia arriba, como por ejemplo una dracena roja que le otorgue algo de color a nuestra pared. Otras sugerencias de plantas de este tipo podrían ser la cala, la cola de zorro, el cardenal…

    La lista podría ser eterna, así que traten de imaginar qué tipo de jardín colgante quieren obtener. Una vez que hayan plantado las especies rellenen los bolsillos con un poco más de tierra.

    La cantidad de plantas por bolsillo es variable, pero nosotros recomendamos unas dos plantas de unos 15 cm de alto por bolsillo en el caso de la jardinera vertical y una planta del mismo tamaño por bolsillo en el caso de la horizontal.

    En el caso de la jardinera vertical, sugerimos plantar desde el bolsillo de arriba hacia los de abajo, para que la tierra que caiga no se quede atascada en las hojas de las plantas de más abajo.

    Si se animan y tienen espacio también pueden colgar varias jardineras, una al lado de otra, para tener una gran pared verde.

    Publicado el 18/04/2016 por Marian Zink