Tipos de relleno y terminaciones

Bloque de espuma: En general los cojines de base se rellenan con bloques de espuma. El bloque de espuma puede ser de densidad 21, 25 o 30. La densidad determina la dureza y la durabilidad del relleno. A mayor densidad, mayor dureza y duración. En general recomendamos la densidad 25 para las bases, ya que es una espuma cómoda y que dura varios años.

Espuma molida con napa: Los respaldos se pueden rellenar con bloques de espuma o con algún tipo de relleno que los haga verse más "gorditos", como por ejemplo espuma molida con napa o algodón sintético. Si la profundidad del cojín de base es de 60 cm o más, recomendamos respaldos rellenos de espuma molida y napa. Si la base es menos profunda, aconsejamos que los respaldos sean rellenos de bloques de espuma, para no quitarle tanto espacio al asiento.

Algodón sintético: Es muy blando. Se usa principalmente para los cojines decorativos.

Respecto a las terminaciones, los cojines pueden ser con vivo o sin vivo. El vivo es un cordón que va en el borde del cojín (en las costuras). Algunas personas prefieren los cojines con y otras sin vivo, ¡depende de tu gusto! El vivo puede ser de la misma tela que las caras del cojín o de otra tela (otro color).

¿Con forro o sin forro?: Aunque son opcionales, siempre recomendamos hacerle un forro interior a los cojines, porque así no te quedan las espumas al descubierto cuando necesitas lavar las fundas. Los forros interiores los hacemos de bistrech blanco.

Nota: En general todos los cojines de un pedido tienen la misma terminación. Todos los cojines llevan cierre para poder lavar las fundas exteriores.